sábado, 4 de abril de 2009

Picores en la barriga de la embarazada

Es frecuente que las mujeres embarazadas sientan picores en la piel de la tripa. Esto se debe a que a medida que avanza el embarazo, tanto la piel de la barriga así como la de los pechos se va estirando produciendo una picazón en los tejidos, en algunos casos muy intensos.

Si tenemos en cuenta que la piel puede estirarse hasta 10 veces su tamaño durante la gestación, es decir que un centímetro de piel puede distenderse hasta los 10 cm, es normal sentir picores producidos por la sequedad de la piel. Se lo denomina prurito gestacional.

No a todas las mujeres les afecta por igual. Algunas sienten una pequeña molestia mientras que para otras la picazón es desesperante.

Aparte de la sequedad, los picores pueden deberse, una vez más, a la culpa de las hormonas. Los estrógenos provocan una alteración en el hígado asociada a la retención de sales biliares. Esto no supone ningún riesgo para el bebé pero puede provocar irritaciones o eczemas.

De todos modos, si la picazón es muy intensa consúltalo con tu médico para descartar la colestasis intrahepática, un trastorno poco frecuente causado por la mala circulación de la bilis que sí podría ser perjudicial para el feto.

Una de las claves para mantener la salud de la piel está en mantenerla bien hidratada desde los primeros meses para que esté elástica y disminuyan así tanto los picores como la aparición de estrías.

Además, si sienten picores en la barriga toma nota de algunos consejos sobre cómo aliviar los picores en el embarazo.

Mantén la piel siempre hidratada
Utiliza cremas con camomila, caléndula o avena
Lleva ropa holgada de algodón y transpirable
Evita rascarte
Evita sitios con mucha humedad o calor
Evita las duchas o baños con agua demasiado caliente pues resecan más la piel
Utiliza un jabón de baño suave
Hidrata el organismo a través de la alimentación y bebe suficiente agua

Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!