lunes, 8 de noviembre de 2010

Bombardea tv a niños con 12 mil comerciales de golosinas al año

Susana González G.

Periódico La Jornada

Los canales de televisión en México transmiten cada hora 11.25 comerciales de comida chatarra durante su programación infantil, lo que implica que un niño está expuesto a 12 mil anuncios de cereales, dulces, botanas, refrescos y pastelitos por año.

Las cifras colocan al país en el primer lugar entre las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos que mayor cantidad de anuncios de comida chatarra difunde entre la población infantil, incluso por encima de Estados Unidos, cuyo promedio es de 11 anuncios por hora, acusó la organización El Poder del Consumidor (EPC).

Tres empresas suman 58 por ciento del total de los anuncios televisivos dirigidos a niños: Kellog’s y Nestlé, con cereales que contienen 85 por ciento más azúcar y 65 por ciento más sodio que los fabricados para adultos, y enseguida se ubican los pastelitos, dulces y botanas de la empresa Bimbo, detalló Alejandro Calvillo, director de EPC, al presentar el estudio La publicidad de comida chatarra dirigida a la infancia en México, así como un video sobre el tema realizado por Cacto Producciones con apoyo de OxFam.

Según la investigación de EPC, la publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a la infancia está considerada por la Organización Mundial de la Salud como una de las causas que contribuyen significativamente al deterioro de los hábitos alimentarios de los menores; señala que la industria ha encontrado en niños y adolescentes una gran oportunidad de mercado.

“Como asegura Michael Brody, jefe del comité de televisión y medios de la Academia Americana de Siquiatría Infantil y Adolescente: ‘Los publicistas se han vuelto expertos en niños, tanto como los pedófilos’ y desde los seis meses un bebé es capaz de reconocer una marca”, aseveró Calvillo.

Infantes, indefensos

Juan Martín Solís, presidente de la Red de los Derechos de la Infancia en México, acusó a las autoridades de violarpor omisión la Constitución y la Convención Internacional para los Derechos de los Niños y Niñas, al no tomar medidas sobre la publicidad infantil.

Anunció que presentará quejas al respecto ante instancias internacionales, como la Organización de Estados Americanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos,porque es una forma silenciosa de anular la vida de los pequeños y su derecho a una vida plena y sana.

Secuelas alimentarias

Abelardo Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, indicó que 40 por ciento de la población nacional menor de 18 años ya presenta daños en su metabolismo por el consumo excesivo de harinas, grasas, azúcares y sales que contienen los alimentos industrializados.

Agregó que si se considera sólo a la población de primera infancia, es decir, los menores de cinco años, son 15 de cada cien y 30 por ciento entre de seis y 12 años.

Tal situación, advirtió el especialista,pone en riesgo la viabilidad de la nación, más aún si se considera que el gasto en salud rebasará en dos décadas la capacidad financiera del Estado. Actualmente las autoridades erogan 30 mil millones de pesos para atender enfermedades relacionadas con la obesidad y el sobrepeso, pero se prevé que ascienda a 60 mil millones de pesos para 2020.

El especialista afirmó que las encuestas de nutrición demuestran que la población mexicana no consume de manera libre, porque carece de información adecuada para tomar decisiones saludables. La publicidad, agregó, viola la capacidad de elegir libremente y de manera consciente a los niños, que son la población más vulnerable, porque se les engaña y manipula.


Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!